Domingo, 18 de octubre de 2009
Publicado por Uruxarjona @ 19:55
Comentarios (0)  | Enviar
Dio unacharla en Harvard. Cuenta qué sintió y cómo lo trataron. Reivindica elsaber callejero y habla de su tendencia al pecado. Antes de su gira porla Argentina, Arjona a fondo.









Estarmucho tiempo enfrente de gente, sin cantar, para mí es un problema terrible.Voy a tratar de hacerlo lo mejor posible". Ahí está Ricardo Arjona, con elaire intelectual que le dan unos oportunos anteojos, dispuesto a hablar ante200 personas... en Harvard. Aunque usted no lo crea, la universidad lo invitópara que diera una charla --El papel del artista en promover cambios sociales--y ahí está él, aplaudido por un auditorio repleto de guatemaltecos, mexicanos yalguna que otra señora con pinta de institutriz anglosajona. Tiene unos papelesen la mano, pero lo suyo será improvisación pura: se irá ovacionado después deuna hora y media repleta de frases arjonianas.

 

Diráque no hay peor enfermedad que la apatía; que es difícil generar cambios socialessi primero no se generan cambios personales; que el verdadero éxito esencontrar una vocación y seguirla: "Vi a hombres limpiando zapatos en unaplaza con una sonrisa, y a poderosos empresarios frustrados porque les habríagustado tocar el bajo en una banda de rock". También hablará de comunismo,de religión, de su época de cantor en la calle Florida, de la guitarra comoarma de seducción, responderá preguntas y agradecerá elogios. Más tarde, en suhotel, contará: "Esta mañana pregunté cuál era el tema de la charla. Miasistente se quiso morir, porque estábamos con los dos representantes deHarvard. Pero sé que lo que estas instituciones buscan en alguien como yo no essapiencia académica, sino lo que he aprendido en mi vida. Hay una escuela que notiene nada que ver con los libros, y es la calle".

 

¿Hubieraspreferido hablar en Berklee, que también está acá en Boston y es unauniversidad de música?

 

No,me hubiera dado más miedo. Porque yo soy un músico empírico, y en Berklee hayunos personajes tremendos. Pero a la larga, el exceso de información generaausencia de creatividad. Yo creo que sería menos compositor si hubieseestudiado. Con menos recursos, uno aprende a generar más cosas, y menoscomplicadas. El hecho de no haber pasado por el jazz, por ejemplo, hace que miasunto armónico sea más accesible. Me ha generado eso que sorprende a la gente:la posibilidad de dar conciertos de masas.

 

¿Tehabría gustado estudiar y componer con más complejidad?

 

Siendoun muchacho de doce años que tocaba y escribía canciones desde los ocho, no megustó que en el conservatorio me dijeran que iba a tener que guardar laguitarra durante dos años. Por eso lo mandé al bote de la basura.

 

Siemprehablás de los seudointelectuales que te critican. ¿Es una revancha haberhablado en Harvard?

 

Yono me creo nada. Sé lo que representa haber estado en Harvard, pero salgo deahí y pienso en lo siguiente. No ando por la vida llevándome los 35 Luna Parkpara todos lados o contándoselos a los amigos, porque me hace sentir inútil oen exceso importante. Lo de Harvard apareció, no lo buscamos con una intenciónmediática.

 

¿Note acomplejó tu falta de formación académica?

 

No,porque estoy muy seguro de dónde vengo y la experiencia que tengo. Desde los 13,14 años, leer se me convirtió en un vicio. Que he ido perdiendo con el tiempo:hoy leo sólo lo que me atrapa. Te repito: lo académico en exceso se puedeconvertir en una tara. Saber lo que dicen los libros puede ser interesante,siempre y cuando le des chance a la picardía que te da la calle. Por eso aveces con los mejores alumnos de estas universidades no pasa nada. Los quellegan a ser presidentes de países como los nuestros son los chantas conconocimiento.

 

Vosserías un chanta con carisma?

 

Nosé. Diría que soy un tipo difícil, por lo menos en el ambiente discográfico.Siempre tuve mala relación con las discográficas, siento un conflicto entre loadministrativo y lo creativo. Ellos meten a todos los artistas en el mismoembudo: no importa si haces rancheras, baladas, rocanrol, merengues, ellos tequieren llevar a un programa porque lo ve todo el país. Puede ser que eseprograma le dé por la cabeza a tu carrera, pero para ellos es todo popularidad,no importa que quedes jodido. Así te pueden arruinar.

 

 

Ahoraya estarás en posición de que no te impongan nada.

 

Siemprejoden. Siempre. La industria discográfica está metida en un lío terrible, dondetodos sienten que las balas les vienen a la cabeza, y entonces nadie se atrevea arriesgar nada: van a lo seguro. La creatividad se fue, los cazadores deartistas no existen más, sólo hay administradores que velan para que losresultados sean positivos a fin de año, porque si no les cortan la cabeza.

Hoyvos serías lo seguro.

Nosé, porque uno joroba mucho y se les vuelve complicado. Para ellos es más fáciltratar con un artista nuevo que dice que sí a todo.

 

¿Quépasa con vos en Argentina?

 

Mirelación con la Argentinaempezó jodida, con el disco Historias (1994) y un Lola Membrives que pagué yo,porque la discográfica me canceló el presupuesto. Fue un camino de menor amayor, con temporadas en el Opera, el Rex. Los teatros son una buena manera deenamorar. Como un bar: es más fácil convencer a alguien que está cerquita quegritar de mesa a mesa.

 

Enla Bomboneraeso va a cambiar.

 

Entrelos lugares grandes, es el que más cerca está. River es un lugar muchísimo másalejado de la gente. La Bombonera es como un teatrotote. Si allí tienes laposibilidad de putear al árbitro y que te escuche, algo similar debe pasar enun show.

 

Vosdijiste que Sui Generis fue una de tus grandes influencias. Charly García va atocar en la misma época que vos, después de estar internado. ¿Qué te parece quevuelva tan pronto?

 

Conozcopoco del tema. Lo que está claro es que es un animal de escenario y se nutreestando ahí. A él y a la Argentina les viene muy bien que él esté ahí parado. Lo quepasa es que a veces el escenario va acompañado de giras y las giras vanacompañadas de gentes que van viajando con uno a todos lados, que son muydivertidas, pero que son una tentación ambulante.

 

¿Cómohiciste para manejar esas tentaciones?

 

Tratode no cerrarle las puertas a nada, pero tampoco abrírselas a todo. Yo quieroestar vivo, y la gente busca vida en muchas cosas. Algunos la encuentran en elhijo que acaba de nacer, otros en un porro, en un viaje de éxtasis, en unamoto, en las mujeres... Pero decirle que no a todo te convierte en un tipoenemistado con tu propia vida. Estar con una puerta abierta al pecado es unsíntoma interesante de vida. A esta altura del partido, lamentablemente ya meconvertí en un buen administrador de mi vida, y soy un tipo menos divertido delo que fui.

 

Nuncatuviste grandes escándalos, ¿cómo hiciste?

 

SUERTEE!!



Tags: ARJONA, MONTEVIDEO, NOTICIAS, CONCIERTO, 2009, RICARDO

Comentarios